Disclaimer

Los personajes no me pertecenen, son propiedad de Joss Whedon, Mutant Enemy, la W.B, UPN y FOX, solo los uso para entretenimiento. No persigo ningún fin comercial.

domingo, 16 de diciembre de 2007

Una vez más

Título: Una vez más
Parejas: Bangel
Rating: TP
Tamaño: 1 Capítulo; 764 palabras.
Tiempo: Post-Chosen.
“Una vez más”


Sólo han pasado dos días desde que dejamos Sunnydale.
Cuando supe que Spike moriría, que se sacrificaría para acabar con el ejército de ubervamps, comprendí que no podía dejarlo ir así. Spike iba a morir como un héroe, en su viaje había entendido por fin lo que es el verdadero amor, en que consiste amar sin esperar nada a cambio. Ahora estoy segura de que él me amaba. Había entendido también, al igual que hice yo cuando me tiré desde la torre para salvar a Dawn, que hay veces en las que uno debe sacrificar su propia felicidad por la de los que ama. Merecía saber que sentía algo muy especial por él antes de que se fuera, necesitaba decirle que en mi corazón había un hueco para él, puede que exagerara un poco al decirle que lo amaba, de hecho… él no es tonto y se dio cuenta. Lo que sí que tengo claro es que estoy muy orgullosa de él, sabía que haría grandes cosas por este mundo… ¡y vaya si las hizo!

Estoy en el autobús, camino de L.A… necesito verlo antes de irme. En los últimos años nuestros caminos se han separado demasiado, quizás sea mejor así ya que por mucho que sintamos el uno por el otro nunca podremos estar juntos. Dawn me ha convencido para que salgamos de aquí. Vamos a irnos a Europa, Italia tal vez…pero necesito ver a Ángel antes de marcharme. Lo llamé para decirle que quería hablar con él y quedamos en que iría a mi encuentro y efectivamente asi era, cuando salí del autobús allí estaba esperándome. Me acerqué a él mientras me cruzaba de brazos.
-Ángel…
-Buffy ¿Qué ha pasado?-me preguntó preocupado. Lógico, ya que no quise decirle nada por teléfono.
-Se acabó-le dije encogiéndome de hombros.
Era la única explicación que podía darle, no tenía fuerzas para nada más. Había perdido mucho, acababa de perderlo todo. Necesitaba… sentirme protegida de algún modo y en sus brazos lo estaba.
-¿Puedes abrazarme?-le pedí.
El lo hizo sin hacer preguntas, lo cual yo le agradecí enormemente. Sólo quiso saber cómo me encontraba.
-¿Estás bien?
-Ahora sí-le contesté mientras levantaba la cabeza buscando su mirada.
Ver sus ojos, tenerlo tan cerca… hizo que quisiera más, cómo cada vez que lo veía. Llevé mi mano hasta su mejilla y lo besé. Al principio él se quedó quieto pero luego poco a poco sus labios y su lengua entraron en acción. Fue entonces cuando supe que tenía que parar.
-Lo siento-le dije disculpándome-ya sabes que no lo puedo evitar.
Él me dedicó algo así como una sonrisa.
-Vamos-me dijo-vayamos a un sitio donde podamos hablar tranquilamente.


Me indicó el camino hasta su coche y nos sentamos, sin ponerlo en marcha. Una vez dentro sentí la necesidad de sincerarme con él.
-No sé que hacer ahora-le comenté
-¿A qué te refieres?
-A que… Sunnydale ha desaparecido, no tengo casa ni trabajo ni ciudad, perdimos a muchas chicas… ¡oh! Y Spike… murió también. Usó el medallón que me diste, nos salvó a todos pero él desapareció junto con lo que quedaba de Sunnydale-le dije casi de carrerilla.
-Entiendo-me dijo frunciendo el ceño ¿Estaba molesto?
Después de un rato de silencio por fin el sonido surgió de sus labios.
-¿por qué no te quedas aquí un tiempo? Ahora voy a hacerme cargo de W & H y me vendría bien la ayuda de la cazadora.
Sonreí a medias ante su comentario…¿quería que me quedara en L.A.? A punto estuve de aceptar la oferta… pero lo pensé mejor, no podía trabajar a su lado. No podía hacerlo, tenía que mantener la distancia entre nosotros, no debía permitir que mi corazón reavivara esa llama.
-¿A qué viene eso ahora? No puedes alejarme de tu vida y ahora pretender que vuelva a entrar en ella-le contesté molesta.
-Sólo quería ofrecerte… algo-me dijo-ahora que no tienes nada.
-¡Eso! Restriégamelo… ¡lo he perdido todo! ¡Y a ti que eres lo que siempre he querido no puedo tenerte!-le grité mientras salía del coche dando un portazo.

Deseé con todas mis fuerzas que saliera detrás mía, que me agarrara, me impidiera salir huyendo. Quería oír como me decía que todo saldría bien y que algún día podríamos estar juntos… Ansiaba sentir sus fríos labios en los míos aunque sólo fuera una vez más antes de desaparecer para siempre, pero yo sabía que eso no era posible. Ángel y yo nunca tendríamos un final feliz, estábamos condenados a amarnos hasta el final de los tiempos sin poder estar juntos. Lo nuestro era un amor imposible.

1 comentario:

Caballeros dijo...

T_T este fic me rompe el alma, siempre que lo leo es como...¬¬ aparte de odiarte por el final??...me encanta.

pero eso, ya lo sabes jajajaja

slavecuzs